Razones y sintomas de fallas de la bomba de combustible del coche

La bomba de combustible es un elemento vital para cualquier vehículo, debido a que es el que lo alimenta para que pueda avanzar; se encarga de suministrarle combustible al sistema de inyección de manera constante. Hay tres tipos:

Mecánica: es utilizada por motores carburados y se localiza en el motor.

Eléctrica: es la más usada, se consigue en los motores que cuentan con sistema de inyección. Se ubican en el depósito del combustible o muy cerca.

Turbo: es muy poco conocida por no ser apta para coches. Está diseñada para aviones y cohetes, por lo que ningún mecánico o taller le pedirá tal pieza.

Motivos por los que se avería la bomba de combustible

Como cualquier componente del vehículo, la bomba de combustible también puede presentar fallas. Es posible evitar muchas de ellas, si se le da el respectivo mantenimiento al coche; de lo contrario, podría ocasionarle averías serías perjudicando el funcionamiento de la máquina.

La bomba de combustible tiene como función hacer presión a las líneas de combustible para llevar la gasolina al motor; si dicha presión no es suficiente, se hace inestable el ralentí y ocasionará que se detenga constantemente. Aunque emita el ruido de arranque, no logrará encender por no tener la cantidad necesaria del carburante.

También se dañan al circular con la reserva del depósito y al no cambiar el filtro del combustible según lo recomiende el fabricante o el mecánico. Para saber si en efecto el problema que presente el coche se trata de la bomba, podría notar los siguientes síntomas:

No arranca el coche: aunque al girar la llave del contacto escuche el sonido de arranque, no logrará ponerlo en marcha si la bomba no tiene la presión suficiente para que circule el carburante.

El coche arranca ocasionalmente: es posible que el vehículo no arranque a causa de deficiencias o desgastes de alguno de los contactos eléctricos, lo cual no le permita a la bomba recibir el voltaje que requiere para funcionar.

Fallas en la aceleración y el ralentí: si el pre filtro de combustible tiene exceso de suciedad, la bomba no podrá mantener la presión que se necesita.

Fallas en el motor: la avería más frecuente es que la bomba se agarrote, en ese caso se escuchan ruidos entrecortados mientras se encuentra en circulación.

Cuando no se atienden los contratiempos que van surgiendo en un tiempo prudencial, se van acumulando fallas que podrían perjudicar seriamente el funcionamiento del automóvil. Si no desea conservar el vehículo puede consultar precio coche desguace; algunas empresas de dicho sector los compran a muy buena tasación; así terminarían sus preocupaciones y obtendría una ganancia por ello.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.