Trucos fáciles para arreglar una cerradura

Una de las cosas más comunes que nos ha sucedido a todos es que una cerradura se nos dañe, o deje de funcionar tal cual lo venía haciendo, aunque ello no es un problema para morir, hoy te enseñaremos algunos trucos con lo que puedes arreglar eso.

Si bien, estos son algunos trucos para hacerlo, debes tener en cuenta que llamar a cerrajeros baratos valladolid, es lo ideal pues sabrá controlar la situación de la mejor manera, y así tener que evitar cambiar la cerradura.

Uno de los problemas a los que siempre nos enfrentamos es que cuando hacemos alguna copia a las llaves, puesto que una vez que probamos en nuestra puerta, la misma no abre.

Ello tiene solución, suele pasar por cuanto la misma aun conserva asperezas que no le fueron quitadas, puedes dirigirte a que acomoden la llave y la perfecciones, de no servir eso, puedes ayudarte de alfiler y quitar el impedimento a que pase la llave de haberlo en la cerradura.

Otra de las causas, puede ser que el pomo de la puerta este congelado, a pesar de que no se note en el exterior, puede ser el caso, lo que debes hacer es calentarlo un poco e ir tratando de introducir la llave.

También puedes ayudarte del polvo de grafito, este ayudara a lubricar la cerradura para que logres introducir la llave, si no lo posees, puede ser cualquier otro aceite con el cual puedes lubricar, eso sí, debes tener en cuenta que es un poquito, no puede embárralo de aceite.

De hecho el polvo de grafito, puede ayudarte con varios problemas que se derivan de la cerradura, pues el mismo la lubrica, como puede ser que la llave no gire aun siendo la correcta.

Si la llave se quedo atascada, lo que debes hacer es probar con algunas tenazas para sacarla de allí, recuerda que si tiras muy fuerte de ella puedes lograr que la misma se rompa.

Que no debe hacerse

Hay manera en la cual podemos cuidar nuestras cerraduras y así evitar llamar algún cerrajero.

Lo primero que debemos evitar y es bastante común, es dejar la llave pegada a la cerradura, ello daña el cilindro de la puerta, por lo que, no debemos hacerlo.

No debes usar la llave como si fuera la manija de la puerta, girarla bruscamente, puesto que puedes romper la llave dentro de la cerradura.

Y Tampoco introduzcas instrumentos diferentes a la llave dentro de la cerradura, puesto que puedes dañarla. La idea es que cuides no solo de la llaves sino de la cerradura misma, para que dure más y sea más seguro para ti.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.