Un final de curso con sorpresa incluida

A nada estamos para que termine el curso, la cuenta atrás ya ha comenzado y la verdad que los niños más que de hacer los últimos exámenes tienen más bien ganas de piscina, excursiones, y disfrutar el máximo posible. La verdad que la gran mayoría se lo merece, el gran esfuerzo que han hecho durante todo el curso enseguida va a terminar de dar sus frutos y el merecido descanso está por casi llegar, pero no sin antes dar los últimos coletazos con los que agradecer a todo el personal docente lo bien que se han portando y han hecho su trabajo durante todo este tiempo. La verdad que han sido muchos los años en los que hemos aportado una cierta cantidad de dinero por familia y se le ha comprado un pequeño detalle al profesor, pero este año tanto el alumnado como las madres hemos querido que fuera diferente, que fuera un detalle más hecho por los niños con sus propias manos que comprado como en otras ocasiones.

Por eso hemos pensado en las manualidades, algo que gusta tanto a niños como a pequeños y donde todos podemos participar, la verdad que mirando por internet son muchas las cosas que podemos hacer y que puede quedar muy chulo. Tan solo es necesario tener a mano unas manualidades materiales de buena calidad para poder empezar con los regalos. Claro en este caso cada uno quiere hacerle una cosa diferente, la verdad que habíamos pensado en una sola cosa en representación al curso completo, pero ya sabemos cómo son los niños que cada uno por separado quiere poner sin más su pequeño granito de arena. A sí que nada después de haberlo decidido hay quienes lo tienen claro y hay quienes no tienen ni idea de lo que hacer, menos mal que gracias a internet y a la cantidad de tutoriales que podemos encontrar no resulta tan difícil ponerse manos a la obra, por medio de una tablet los niños ya han empezado hacer sus pequeñas obras de arte, lo que no tengo muy claro es si al final va a ser de verdad una sorpresa y no se les va a escapar cualquier día de estos. Me da a mí que tanta emoción al final hará que se lo cuenten antes de que nos dé tiempo ni tan siquiera a poder envolverlos en un bonito papel de regalo.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *